Crónica Ciencas – UD Ibérica Mairena

Era una mañana calurosa y bastante soleada, la verdad, cualquiera habría decidido aprovechar esos escasos días de playa para escaparse una vez más, pero no era el caso de nuestros compañeros. Nos encontrábamos un sábado 28 de octubre a las 12:00h en pleno campo del Ciencias, preparándonos para lo que iba a ser un partido duro sin ninguna duda (excepto un servidor, que debido a dicha tardanza, se encuentra hoy redactando esta crónica).

Ya quedaban lejos aquellos días de menos estrés, pero con la visión puesta en esta ya entrada temporada. Tras algunas jornadas con las que salimos con buena impresión, aunque nunca confiados, nos encontrábamos contra un gran club, donde este partido siempre es muy esperado. Se debe recalcar que no fue el primer encontronazo entre equipos en este nuevo año, aunque nunca es lo mismo un amistoso que un partido de liga, y eso lo teníamos en cuenta.

Comienza el partido con gran entusiasmo tanto por los jugadores como por los observadores allí presentes, a los cuales les debemos dar las gracias por apoyarnos. Después de escasos minutos del comienzo, conseguimos un golpe de castigo el cual se aprovechó para tirar a palos, gracias a Pescao (dorsal 13) conseguimos rápidamente ponernos en cabeza, pero esto no nos relajó y seguimos esforzándonos y esto dio sus frutos, en el minuto 9 conseguimos coger algo de ventaja gracias a nuestro Tiburón (dorsal 14) que supo finalizar en ensayo una gran jugada de nuestra 3/4. Dicha ventaja se cimentó con un nuevo golpe de castigo y una gran lectura de jugada consiguiendo así interceptar un pase, donde en ambos casos nuestro compañero Pescao fue el protagonista. Pero la alegría de estas acciones no perduró mucho, ya que los esfuerzos del ciencias se reflejaron en el marcador pasado pocos minutos de nuestro último ensayo. En el minuto 40, la delantera del mairena quiso añadir unas últimas palabras para finalizar esta primera parte, y esto fue gracias a un ensayo de maul, donde nuestro compañero Ricardo (dorsal 8) fue el encargado de posar el balón.

Tras una gran primera parte con un marcador 7-23, nos encontramos con los primeros cambios en el partido, los cuales debido al cansancio de los jugadores o por desgracia a la lesión de alguno, este pequeño caos fue el protagonista del partido durante unos pequeños segundos ya que nos tuvimos que adaptar a la situación, reajustando la alineación en pleno campo. Pero esto, no permitió que siguiésemos luchando por conseguir nuevos puntos.

Esta segunda parte se caracteriza por un juego más ofensivo por parte de nuestros contrarios, los cuales tuvieron la voz cantante en cuanto a la posesión del balón. Pero esto no fue una desmotivación para nuestro club ni mucho menos, ya que tras unos duros entrenamientos, los cuales se lo tenemos que agradecer a nuestro gran grupo técnico, conseguimos no sólo aguantar la línea de defensa, sino en algunas ocasiones, ganar metros. Esta gran presión defensiva, tuvo al final, su merecido premio con un ensayo en la mitad de esta segunda parte, nuevamente de Tiburón (dorsal 14).

Conforme fue acercándose el final, la fatiga se hizo aún más presente en ambos equipos, pero esto no fue un impedimento para seguir luchando, y en el minuto 34 de esta segunda parte conseguimos transformar un golpe de castigo poniendo así un 7-33 el cual se mantuvo hasta el pitido final.

Un gran partido en ambos bandos, el cual se remató con un amigable saludo entre jugadores y un necesario tercer tiempo, ya que fue un partido de gran tensión y calor, donde la deportividad y las ganas de luchar se mantuvieron presentes en todo momento.

Javier De Castro Espuny

2017-11-05T22:55:58+02:00 noviembre 5th, 2017|Senior|